Confit de pato con gajos de patatas frita en su grasa y peras caramelizadas

 

Ingredientes para dos personas:

  • 2 Patatas
  • 4 Peras
  • 2 Confit de pato

Comenzamos preparando las peras. Las pelamos y cortamos en láminas de dos o tres milímetros de grosor, y las salteamos en una sartén con una nuez de mantequilla. En cuanto empiezan a tomar color, añadimos una cucharada de azúcar moreno y bajamos el fuego. Las removemos hasta que estén muy tiernas y con un color dorado.

Entre tanto, dejamos los confit a temperatura ambiente sobre una sartén, para que la grasa en la que vienen se desprenda y podamos usarla para freír las patatas. Nos ayudamos con el canto de una cuchara para retirar el resto de la grasa de pato y colocamos los confit en una fuente apta para horno.

Mientras pelamos las patatas, calentamos la grasa de pato y si vemos que nos falta, añadimos un poco de aceite de girasol para que no aporte sabor. Freímos las patatas en la grasa de pato y las escurrimos sobre papel absorbente de cocina. Encendemos el horno en función de gratinado y metemos los confit a 220º en la segunda ranura contando desde arriba, vigilando para que se tuesten pero que no se quemen. Tardarán unos diez minutos en estar listos.

Montamos el plato colocando en un lado las patatas fritas en grasa de pato, en otro lado unas láminas de pera caramelizada y el confit de pato en el centro. Para aumentar el brillo, regamos los confit con una cucharada de la grasa que hayan soltado en la fuente de horno.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y privacidad, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies